8 jun. 2015

MEDIAS FUERA: UNA ALTERNATIVA AL (TEMIDO) AUTOBRONCEADOR

¡Muy buenos días!

Llegó junio y, con él, las piscinas, las minifaldas, los shorts... y el momento de desterrar las medias al fondo (muy al fondo) del armario. Para las que nuestro tono de piel es níveo o blanco nuclear (como lo queráis llamar), este momento puede ser un verdadero "trauma". Seamos sinceras, aunque tengas un cuerpo escultural, queda fatal. Y todas (absolutamente todas) queremos lucir nuestros nuevos modelitos del verano y presumir de unas piernas de infarto...


El problema es que, muchas de nosotras (yo la primera), por mucho que tomemos el sol y por mucho que acabemos hartas de comer zanahorias (por esa leyenda urbana que cuenta que nos hacen ponernos morenas antes)... El color no llega. Yo sólo me pongo 100% morena cuando me voy de vacaciones a la playa, hasta entonces, adquiero un ligero tono. Para más inri, mi novio es súper moreno y, peor aún, entrenador de fútbol, así que sus largas jornadas al sol hacen que en marzo ya luzca un bronceado totalmente envidiable y, cómo no, yo parezca mucho más blanca a su lado. Así que, que levante la mano la que quiera poner remedio a esta terrible situación...


¿Primera solución? Los autobronceadores. Ese instrumento del demonio con el que hay que tener más cuidado que con un arma nuclear. Exfoliarse bien, hidratarse, aplicarlo uniformemente, dejarlo secar bien... son algunos de los trucos pero, no nos engañemos, las probabilidades de liarla son muy (muy) altas. Para las que veíais Friends, cuando voy a darme un autobronceador, no puedo evitar pensar en Ross y su momento en la cabina contando "1 Misisipi, 2 Misisipi..." 


En fin, que después de tanto sufrimiento, este año he encontrado una solución. He probado Gradual Tan de St Tropez y no puedo estar más contenta con los resultados. Esta firma es famosa por sus autobronceadores y la marca de cabecera de muchas celebrities. Sin embargo, este producto del que os hablo, no es un autobronceador normal, es decir, no vas a conseguir ponerte morena al instante. Sí, el tono sube desde la primera aplicación pero, como su nombre indica, es gradual. Para que me entendáis, es una crema blanca que puedes darte por todo el cuerpo y puedes usar todos los días (como una hidratante más) y lo que hace es que, poco a poco, va poniéndote morena de forma natural. Antes de usarla también tienes que exfoliarte y dejarla secar bien, pero te evitas problemas como manchas, el agobio de dar más o menos producto en unas zonas y en otras... Y no deja ese olor horrible de los autobronceadores. Así que evita la mayoría de los problemas de estos. ¿El precio? Mirando en Google shopping lo encontráis desde 13€, pero lo normal es que ronde los 20. Yo, de verdad, estoy encantada.



¡Espero que os sirva el consejo!
Un besito y gracias

5 comentarios:

  1. No conocía este producto pero tomo nota! besos.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Hola. descubrí el año pasado esta marca y ya soy fiel a ella. Es lo mejor que compré en muchos años... además el color se aprecia y es muy natural.. lo malo es el precio porque en El Corte, que fue en el único sitio que lo encontré a la venta, me costó 24 euros... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  3. No conocía el producto, lo voy a buscar.
    Visitame en: PIMENTELA
    Saludos

    ResponderEliminar