3 jun. 2016

MI EXPERIENCIA CON EL AUTOBRONCEADOR






¡Hola a todos!

Lo sé, llevo mucho tiempo sin pasar por aquí, demasiado pero llevo un mesecito... Mi querido hermano y fotógrafo se ha roto la mano, así que me he quedado sin fotógrafo y me he convertido en chófer de excepción para los viajes a la universidad y a los exámenes. Mi tiempo para el blog quedó reducido a la nada. Subiré un post con look en nada, os lo prometo. 

Pues bien, dicho esto, vamos al meollo del asunto. ¿Usar o no usar el autobronceador? He aquí la eterna pregunta de cada verano. Mis genes germanos me ignoraron en la altura (y en todo) pero decidieron hacer su aparición estelar en el tono de piel, soy blanca nuclear. Resulta que la semana que viene me marcho a Ibiza a la pasarela Adlib y allí estaré yo, en la isla pitiusa con un blanco que asustaría al mismísimo Casper. Así que dije, "vamos a probar el autobronceador". Para empezar, hice los deberes, y empecé por el primer paso: exfoliarse.




Hace tiempo me había tocado en un sorteo el autobronceador Gradual Tan de Saint Tropez, aparentemente inofensivo: crema blanca, hidratante... Era perfecto y encima Saint Tropez, la mejor marca de autobronceadores. Pues ay, ¡tonta de mí!, lo de la crema blanca es peor remedio que la enfermedad. ¿El principal problema? No ves por dónde vas aplicando el producto. 



Al rato, empecé a notar punto número uno: que no me estaba poniendo muy morena, y punto número dos: algunas zonas tenían manchas... 


Así que, decidí meterme CORRIENDO en la ducha y repetir el paso 1: exfoliarme como si me fuera la vida en ello y casi arrancándome la piel a tiras. ¿El resultado? Algunas manchas se fueron, otras... imposible. ¿Las veis? 




Espero que en una semana vayan desapareciendo... Mientras tanto, probaré con los trucos que cuentan por la red... Y, para Ibiza, sigo pensando... Quizás me acerque a Benefit a que me den un chute de su spray mágico ;) 



¡Os veo la semana que viene! ¡Que paséis un buen finde!

¡Besos!




1 comentario:

  1. Hola, espero que se pase. Yo no suelo usar autobronceador, claro soy morena, pero una vez que lo hice deje la toalla hecha unos zorros y no se notaba nada, así que no insisto. Besos y pásalo bien.

    ResponderEliminar