6 jun. 2016

VAMOS A LA CAMA



¡Muy buenos días! 

Empezamos el lunes con ganas de quedarnos en la cama... O, mejor aún, de irnos directamente con lo puesto a trabajar. El camisón deja la intimidad del dormitorio y sale a la calle en forma de lo que, en el vocabulario fashion, se conoce como slip dress: un vestido lánguido, preferiblemente de seda con escote en pico y tirantes finos. Este es, sin duda, el vestido de la temporada y así lo dicta la pasarela, desde Calvin Klein (todo un experto en el tema desde los 90's) a Saint Laurent o Alexander Wang. 


No es ninguna novedad, esta prenda ya era un must hace 20 años (sí, han pasado 20 años desde los 90) y su gran abanderada era —cómo no– el gran icono de la época: Kate Moss.



La red carpet lo ha acogido con gusto y sobre ella, triunfa su versión deluxe, con efecto metalizado al estilo Sienna Miller. ¿Una curiosidad? Es el corte favorito de la actriz de "Cincuenta Sombras de Grey", Dakota Johnson.



Por supuesto, las it-girls no han tardado en hacerse eco de esta tendencia. Más corto o más largo, pero siempre siguiendo el mismo patrón. Para darles un toque más informal las influencers optan por combinarlos con sandalias planas –ugly shoes– o deportivas.


La mejor opción para llevarlo por la mañana es combinarlo con una camiseta básica debajo. Además el layering (superposiciones) es también tendencia, así que, matamos dos pájaros de un tiro ;)



Para terminar, os dejo un look de inspiración para llevar esta tendencia. ¿Puede ser más bonito el vestido de Zara en blanco y negro?

Slip dress y chaqueta anudada, de Zara. Colgante en forma de pluma, de Market Place New York. Bandolera con cadena, de Martina K. Sandalias planas con tachuelas, de Valentino Garavani. Pendientes con detalle en forma de estrella, de Singularu.



¡Mil gracias! ¡Muchos muchos besos!



1 comentario:

  1. En vestidos aún me gusta pero los conjuntos pijameros definitivamente no me van nada

    ResponderEliminar